Domingo, 26 de Mayo de 2024
Sala de Prensa > Noticias
Noticias
22 de enero de 2004
PROCESO DE VERIFICACIÓN DE FIRMAS MARCHA ACELERADAMENTE
* Este jueves se inició la revisión de las actas del referendo presidencial
 “El proceso de verificación de firmas marcha aceleradamente, la curva de aprendizaje se cumplió y estamos trabajando con mayor velocidad”, así lo informó este jueves el Rector Electoral Principal y presidente de la Junta Nacional Electoral, Jorge Rodríguez Gómez.

            “Podemos decir que para los actuales momentos nos encontramos transcribiendo el evento 1, lo correspondiente al estado Carabobo en la sede de Banesco, y en la sede de CNE estamos terminando de transcribir al estado Lara, y ya se empieza a transcribir Miranda”, informó.

            Con respecto a la verificación física reiteró que se incrementó el número de lámparas “para eliminar el cuello de botella que se había generado y por lo cual triplicamos el número lámparas”. Rodríguez reportó que se está haciendo la revisión  física de las planillas del estado Monagas para el referendo revocatorio presidencial, “y en cuestión de horas pasaremos a revisar físicamente las planillas correspondientes a Miranda, lo cual quiere decir que los procesos se han acelerado cada vez más”, acotó.

            Informó que las 32 máquinas anunciadas el pasado miércoles por el presidente del ente comicial Francisco Carrasquero, que se incorporaron a la sala de transcripción, ya fueron activadas y están procediendo a la transcripción. “Todo hace pensar que lograremos cumplir con los lapsos establecidos en las normas para referendos revocatorios”, añadió.

            Con relación al cruce de los datos transcritos el funcionario indicó que se necesitan los informes del Comité Técnico Superior (CTS) cuyo instructivo de funcionamiento fue aprobado el pasado miércoles. Según explicó los insumos provenientes de este Comité se incorporan en una base de datos que participará en este cruce.

            “Estamos cada vez más rápidos. El promedio máximo que esperábamos era de 86 mil registros transcritos por día y ya estamos por encima de los 100 mil registros transcritos por turno en los actuales momentos, es decir, estamos cumpliendo con creces la meta en lo que se refiere a transcripción”, destacó Rodríguez al tiempo que aseguró que donde aparezcan cuellos de botellas el CNE Introducirá los correctivos necesarios para que esto fluya lo más rápido posible.

            Informó, igualmente, que este jueves se inició la revisión de actas de la solicitud de referendo revocatorio presidencial. Según Rodríguez la culminación de la transcripción de las firmas del primer evento podría terminar a principio de la próxima semana y luego se iniciarán los trabajos con el evento 2ª relacionado con el revocatorio presidencial.

           

Automatización en puertas

Con relación a la automatización manifestó que está marchando bien, “estamos en la etapa final de negociación con las empresas, se están recibiendo ofertas buenas para el CNE, la discusión es muy dura”, apuntó.

            Sobre la huella dactilar informó que hoy se recibió a una empresa argentina que tiene un sistema diferente, desarrollado en este país con resultados bastante prometedores, según dijo. “Vamos a tratar de que algunos técnicos nuestros evalúen profundamente el sistema para hacer una propuesta ante el Directorio”.

No se ha descartado verificación de huellas

            Rodríguez expresó que hasta el momento no se ha descartado la verificación de la huella dactilar, por el contrario, recordó que en la norma está establecido que el CNE podrá, discrecionalmente, proceder a la verificación de las huellas. “Nosotros estamos preparando la propuesta para el Directorio, aunque todavía no hay ninguna definitiva. Vamos a ver que opinan nuestros técnicos del sistema argentino y estudiar lo que ofrece la Oficina de Identificación, para presentar la propuesta definitiva la semana que viene”.

En cuanto al ofrecimiento de la Onidex, explicó que se pueden utilizar los registros que ellos tienen organizados en la tarjeta de identificación, que aparentemente supera los 21 millones de registros organizados por orden alfabético.