Domingo, 26 de Mayo de 2024
Sala de Prensa > Noticias
Noticias
28 de enero de 2004
OEA Y CENTRO CARTER COMPROMETIDOS A MANTENER RESPETO A LA AUTONOMÍA E INDEPENDENCIA DEL CNE
* Acuerdo para su presencia en todas las fases técnicas de la verificación

 

Tal como estaba pautado, en la mañana de ayer se realizó la reunión convocada por el Directorio con los representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Centro Carter, para determinar los términos en los cuales sus observadores presenciarán todas las fases técnicas del proceso de verificación de las firmas en solicitud de referendos revocatorios, cuyo principal acuerdo fue mantener el respeto hacia la autonomía e independencia del máximo ente comicial y a la soberanía del país.

Luego de la reunión, el jefe de la misión de la OEA, Fernando Jaramillo; el representante para Venezuela del Centro Carter, Francisco Diez, y el propio presidente del CNE, Francisco Carrasquero, ofrecieron sus declaraciones en torno a los resultados de la reunión, calificada por todos como productiva.

Fernando Jaramillo aprovechó la ocasión para reconocer nuevamente, como jefe de la misión de la OEA, la gran colaboración que han recibido de parte del CNE, de todos sus funcionarios y en particular, de los rectores electorales.

Desmintió públicamente cualquier fricción en las relaciones CNE-OEA, por el contrario, las calificó de fluidas, profesionales y de gran respeto. “Y esto hay que enfatizarlo y dejarlo claro ante la opinión pública nacional e internacional, para que no se preste a interpretaciones, desde ningún punto de vista, por parte de los actores de los revocatorios o de los medios de comunicación”.

Ratificó que cualquier decisión, sea cual fuere, que tome el Poder Electoral, representado por el CNE, será respetada por los observadores internacionales dentro del marco de sus funciones y las labores que han venido desarrollando desde el inicio de este proceso.

El jefe de la misión de la OEA exhortó a los actores, las partes involucradas, a que también hagan el reconocimiento público de que cualquier decisión que tome el CNE será respetada. Aunque reconoció que ya algunos representantes políticos lo han hecho.

Igualmente, aclaró algunas malas interpretaciones surgidas de  comunicaciones de la Organización de Estados Americanos, posteriores a la solicitud hecha al CNE para el acceso a todas las áreas de la verificación. “Es claro que la OEA con su misión de más de 38 observadores, con su jefe de misión, sigue presente y estará presente durante todo el proceso revocatorio, siempre y cuando los poderes Ejecutivo y Electoral así lo decidan”, disipando cualquier duda en torno a la permanencia del organismo hemisférico en Venezuela.

El representante de la OEA consideró que los miembros del Directorio ratificaron su confianza en los observadores foráneos “de una manera muy especial” al darles acceso a áreas muy importantes del proceso de verificación como lo son la Comisión de Control de Calidad y el Comité Técnico Superior.

Señaló que en esa reunión se definieron los parámetros en los cuales deben cumplir la observación en dichas áreas, de acuerdo a las directrices que fijó el Directorio y “que serán absolutamente respetadas por los observadores”, aseguró sin precisar cuáles son.

Igualmente, hizo un llamado para que dejen libre de presiones indebidas al CNE “porque es lo más sano para el proceso”, del cual dijo se cumple de manera impecable y transparente  “dentro de las capacidades humanas y técnicas que tiene esta Institución. Hoy, más que nunca, estoy absolutamente convencido de que terminará con la misma transparencia, muestra de ello es el voto de confianza que han dado a los observadores internacionales”.

“Seguiremos trabajando”

Por su parte, Francisco Diez, delegado del Centro Carter, respaldó los conceptos expresados por Fernando Jaramillo. “No tengo nada que agregar, más que decir que nosotros también consideramos muy importante que se manifieste en los hechos el respeto y el deseo de preservar la integridad y capacidad de acción del Consejo Nacional Electoral”.

Consideró que ha quedado claro que “podemos seguir trabajando con los estrechos niveles de colaboración que hemos tenido, ahora en todas las etapas del proceso que son indispensables para que la OEA y el Centro Carter, como observadores internacionales, puedan tener un juicio informado y de esta manera colaborar con la actividad del ente comicial”.

Al igual que el representante de la OEA, ratificó que su organización respeta la autonomía, independencia y majestad del CNE, y también exhortó a que todos los actores políticos hagan lo mismo.

Garantía de transparencia

El presidente del CNE también expresó su complacencia por los acuerdos alcanzados con las organizaciones internacionales que presencian el proceso revocatorio por invitación del Directorio, luego de que en la sesión de este martes se aprobará la incorporación de sus observadores a todas las áreas técnicas de la verificación. “Con la condición de respetar la autonomía e independencia del CNE y de que no se lesione la soberanía del país”.

Insistió en que la decisión de la directiva comicial demuestra la transparencia, objetividad e imparcialidad de todo el proceso referendario, “desmintiendo así los tales planes que se anuncian de que en este organismo, de que en este Poder Electoral autónomo e independiente, se está fraguando plan alguno de fraude o realizando actos irregulares, que solamente existen en la mente de los que no están interesados en consolidar la democracia venezolana”.