Domingo, 26 de Mayo de 2024
Sala de Prensa > Noticias
Noticias
20 de noviembre de 2003
DIRECTORIO DEL CNE RECIBIO DOCUMENTO "AQUÍ CABEMOS TODOS"
* Suscrito por académicos e intelectuales

 

El Directorio del Consejo Nacional  recibió este jueves un documento suscrito por diversos sectores de la vida nacional titulado “Aquí Cabemos Todos”, en el que recogen inquietudes en torno al conflicto socio-político venezolano.

En el documento exponen que “en la actual coyuntura, se espera mucho de los referendos revocatorios, como una posibilidad de acción política novedosa planteada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

Entre los asistentes estuvieron Mireya Lozada y María Isabel Bertone, del Instituto de Sicología de la Universidad Central de Venezuela; además de José María Cadenas, profesor de ésta máxima casa de estudios del país.

El máximo representante del organismo electoral, Francisco Carrasquero López, indicó que el documento fue acogido con beneplácito por todo el Directorio, “por cuanto se corresponde con los fines del árbitro, es decir, del Poder  Electoral”.

Al hacer un esbozo sobre el contenido del documento, Mireya Lozada manifestó que no es más que la expresión de un sentir de todos los venezolanos en la búsqueda de caminos de solución pacífica, democrática y constitucional, del conflicto político que vive el país. “El compromiso de la paz es una necesidad y es una responsabilidad ciudadana”.

Por su parte María Isabel Bertone observó que el documento entregado al CNE es apoyado por una gran cantidad de organizaciones y redes sociales de diferentes tendencias políticas que trabajan en distintos sectores: comunitarios, religiosos, mediáticos, culturales, artísticos, científicos y académicos y cuenta con el respaldo de una serie de personalidades de reconocida trayectoria en el mundo público.         

            Entre tanto, el profesor Cadenas añadió que el propósito del tratado entregado al CNE, es el de hacer un llamado a los principales actores políticos del país, tanto al sector gubernamental como al de la oposición “a entender que la confrontación de la política venezolana no debe orientarse a la eliminación del otro o a la liquidación del adversario”.